Herramienta para que padres, madres y cuidadores enseñemos a nuestros hijos a tomar mejores elecciones y promover la cultura del cuidado y alimentación saludable

Aprendiendo a cocinar con nuestros hijos

Cocinar en compañía de los hijos puede ser una gran experiencia para toda la familia. Una buena opción es programarse para cocinar juntos los fines de semana para aprovechar la oportunidad de transmitir a los niños la importancia de alimentarse bien, enseñándoles sobre los alimentos y a familiarizarse con los diferentes ingredientes, olores y sabores. También para valorar la importancia de tener tiempo juntos, especialmente para tener un espacio en el cual ellos puedan hablar abiertamente y nosotros responder sus inquietudes e interrogantes.

No dejar a los niños solos en la cocina es muy importante para prevenir accidentes y para que puedan tener siempre una guía adecuada y afectiva. Antes de invitar a nuestros hijos a acompañarnos en la cocina, es importante que aprendan las medidas de seguridad que se deben tener con el manejo de la estufa, el horno, los cuchillos y, en general, con los elementos que pueden causar un accidente; también con otras medidas complementarias de protección como el uso de un delantal y guantes para agarrar ollas o instrumentos calientes.

Al principio podemos empezar por platos fáciles como ensaladas y poco a poco, padres e hijos juntos, aventurarnos con platos más complejos, pero prácticos y rápidos de hacer, para que en un futuro ellos los puedan repetir solos. Aprender y disfrutar de la cocina es muy útil en la educación sobre alimentación sana que damos a los hijos.

Lo que los niños pueden hacer en la cocina según su edad

 

 

prescolares prescolares prescolares prescolares

Preescolares
(2 - 5 años)

Escolares
(6 - 8 años)

Preadolescentes
(9 - 12 años) 

Adolescentes
(13 - 18 años)

 

¡Nadie puede cocinar para nuestros hijos mejor que nosotros!

Una alimentación sana se logra comiendo pero también haciendo. Comer en familia sirve para impulsar mejores relaciones familiares, pero además es una buena manera de involucrarnos en la vida de nuestros hijos, porque exige estar al tanto de las necesidades alimenticias de cada uno de ellos, así como de sus expectativas.

Consultar a un experto puede ser útil cuando se tienen dudas en algunos temas. Es importante también identificar sitios web con información científica seria, no siempre las experiencias de una sola persona en un portal de preguntas de Internet se pueden replicar en cada caso particular. La información que se encuentra en Internet es útil, pero hay que estar atentos porque no siempre es cierta. Crear un estilo propio de alimentación sana, poniendo atención a las necesidades de cada uno de los integrantes de la familia es clave para la identidad familiar.

¡Hagamos de la cocina el centro de nuestro hogar!

 Es importante que conozcamos lo básico de la cocina. No tenemos que convertirnos en cocineros expertos o aprender las recetas de manera precisa y correcta. Poner la creatividad y la imaginación al servicio la enseñanza de la alimentación de la familia puede ayudarnos a que nuestros hijos comprendan que la mejor comida es la casera.

 

@ICBFColombia
Síguenos en:
youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

@RedPapaz
Síguenos en: 
youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

Red PaPaz oficina principal

Av (Cr) 15 # 106-32 Of 603
Tel: +(57) 1 7563689
Cel: 310 7561190
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Bogotá - Colombia

JoomShaper